viernes, 19 de agosto de 2011

!Cómo el fuerte aplasta al débil!


Impotencia. Es la palabra que mejor describe lo que siento desde hace más de dos meses con relación a la empresa Claro.

Esta multinacional de las comunicaciones, que en el país opera líneas móviles, fijas (con el nombre de Codetel, que fuera orgullo del pueblo dominicano) y de internet, permitió que alguien sacara un teléfono móvil a mi nombre. Y que la mora que se generó afectara por mucho tiempo mi historial crediticio.

La cuenta entró en mora por varios meses y la empresa publicó la deuda en el buró de crédito, como es lo normal.

Pero el problema es que todo esto sucede sin que la supuesta titular, es decir yo, se enterara de nada. Me di cuenta de la alegada deuda cuando solicité mi historial crediticio. Tremenda sorpresa, debía miles de pesos de un celular de Claro.

Mi impotencia inicia desde el mismo momento en que decidí reportar la anomalía en Claro vía telefónica. Me prometieron que iban a hacer una investigación y me pidieron que llamara en unos 20 días. Pasado el período, me comuniqué con ellos y me confirmaron que se produjo un fraude por lo que ellos solicitarían a Datacrédito eliminar la deuda de mi historial. Me dieron un plazo que no cumplieron.

Días después acudía a una sucursal donde me prometieron que me llamarían en uno o dos días para entregarme una carta que yo debería entregar en Datacrédito para que limpiaran mi crédito, cosa que no hicieron.

Al tercer día acudí a la empresa donde una “seca” representante de servicio al cliente me atendió. Pasada como media hora de pie me entregaron la carta. La frase “disculpe los inconvenientes causados” no pasó por la mente de esa persona que en ese momento representaba a la multinacional. Pero la famosa carta no me sirve de nada porque ellos deben encargarse, según la representante, de enviar el reporte a Datacrédito. La empleada me hizo otra promesa de que enviarían ese reporte en tres días, compromiso que tampoco cumplió la empresa.

Y mientras tanto, yo estoy “fichada” como cliente morosa de la empresa Claro, ficha que le causa mucho daño a mi historial de crédito.

¿Como confiar en una compañía que no cumple un simple compromiso?

Esta historia la publiqué como cata a los lectores en el periódico El Nacional: http://www.elnacional.com.do/opiniones/2011/8/19/92339/CARTA-DE-LOS-LECTORES

viernes, 12 de agosto de 2011

Una huelga de teta en la Semana Mundial de la Lactancia Materna


Del primero al 7 de este mes se celebró en todo el mundo la Semana de la Lactancia Materna. Siete días para festejar uno de los mayores actos de amor que podamos realizar. Pero un período en el que creí que esa etapa maravillosa de mi vida se encaminaba al final.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna llegó este año en un momento donde mi hija de 17 meses rechazó en varias oportunidades el seno, aún no sé qué pasaba. Pero sí recuerdo la angustia que me provocó las primeras veces, los días siguientes cuando ella se mostraba más interesada en jugar que en tomar su “tete”, como ella misma le dice, comencé a aceptar que había llegado el fin de este episodio de amor en nuestras vidas.

Esta vez fue diferente a la primera huelga de lactancia que hizo cuando tenía unos cinco meses. En aquella oportunidad, como tomaba mucho biberón con mi leche extraída, al parecer prefería ingerir su alimento del tetero y no de la tete. Esa guerra la gané con mucha dedicación y paciencia. Compré biberones que imitan la succión del seno (digo, es lo que prometen en la publicidad) para que le dieran la leche que me sacaba en el trabajo, y busqué mil estrategias para que no dejara el pecho, porque estaba decidida a completar los seis meses de lactancia materna exclusiva, y después continuar con la lactancia hasta que la niña quisiera. En definitiva nos acoplamos otra vez y no habíamos tenido más inconvenientes.

Ahora mi actitud fue más calmada ante la huelga. Si no quería el pecho la dejaba tranquila y en otro momento, cuando ella estaba más calmada, se lo ofrecía nueva vez.

Los días pasaron y poco a poco el conato de huelga pasó, ha vuelto a tomar el seno como antes y espero que lo siga haciendo mucho tiempo más.


Leer de lactancia todo lo que llega a mis manos, principalmente las experiencias de otras mujeres que en determinado momento vivieron problemas similares a los míos, me ha ayudado a luchar contra todos los mitos de lactancia que hay en mi país y a brindarle todo este tiempo el mejor alimento a mi bebé.

viernes, 25 de febrero de 2011

Ofrecen cooperar para operación a periodista



Esperamos que los que ofrecieron ayuda cumplan de corazón y que sea pronto!



Entidades públicas y privadas darán recursos para marcapasos

SHIRA ABREU
Varias instituciones públicas y privadas, así como distintas personalidades prometieron hacer aportes económicos para cubrir el costo del marcapasos que requiere el periodista Teuddy Sánchez, quien se encuentra recluido por serios problemas cardíacos.

Ohelmi Sánchez, hermano del comunicador, dijo esta mañana que el Plan Social de la Presidencia solicitó una cotización del marcapasos valorado en unos 10 o 15 mil dólares.

También se mostró solidario el Ministerio de Medio Ambiente, entidad que le solicitó a los familiares de Sánchez que les envíen una comunicación con la solicitud de la ayuda.

El hermano del periodista dijo que el viceministro de Salud Pública, Julio Shifino, le informó que la empresa Khoury Industrial está dispuesta a aportar económicamente para los gastos médicos del comunicador, quien no tiene capacidad económica para cubrir el costo del cateterismo que le realizaron recientemente, el marcapasos que necesita y los costos de internamiento y honorarios en el Centro de Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

Teuddy Sánchez se encuentra interno desde el sábado cuando sufrió un fallo cardiaco.

Los familiares dijeron que su estado de ánimo actual es bueno y que está esperanzado en que todo saldrá bien. Está en la Unidad de Cuidados Intensivos pero le podrían transferir a una habitación regular a espera del marcapasos, dijo su hermano.

Otras personalidades que han hecho aportes económicos y promesas son el senador de Barahona, Eddy Mateo; los diputados Nerys Medina, del PLD; Marino Montero, PLD; Augusto Féliz, PRD. El ex regidor Eugeni Pérez se comprometió a tramitar ayudas a través de Senasa.
Publicado en El Nacional

jueves, 24 de febrero de 2011

Pide ayuda operación de cáncer niña un año


Este padre me partió el corazón! Una oración por la vida de María Valentina
Shira Abreu

Un guardián privado, padre de cuatro niños, solicita ayuda para cubrir los gastos del cáncer que afecta a su hija menor, María Valentina, de un año y medio.

La bebé de Valentín Morillo Furcal se encuentra interna desde hace más de un mes en el hospital Robert Reid Cabral, sometida a un tratamiento de quimioterápias, por el tumor canceroso que tiene en el estómago.

Morillo Furcal dijo que aunque su hija se encuentra en un hospital público y le aplican las quimioterápias gratuitamente, él debe comprar medicamentos que en muchas ocasiones consumen su sueldo completo de siete mil pesos. Entonces el dinero no le alcanza para, siquiera, cubrir los gastos de alimentación y estudios de sus otros hijos.

Quienes quieran ayudar pueden depositar sus contribuciones a la cuenta 023-037762-3, del Banco de Reservas. Tiene el teléfono (809) 984-8190. También se le puede contactar a través de la Organización Nacional e Internacional por la Alimentación y la Salud, al (809) 761-5496.

Las quimioterápias han afectado mucho la bebé. Está perdiendo en cabello.
Sumado a la angustia de tener una hija con una enfermedad como el cáncer, la familia Morillo de la Cruz, en muchas ocasiones se siente maniatada por no poder suplir las necesidades de todos. La esposa de Morillo Furcal, Lidia de la Cruz, tuvo que dejar su trabajo como cajera en un supermercado, para dedicarse a cuidar a su hija.

La familia reside en el barrio Fundación, de Los Girasoles. La niña será operada, cuando baje la hinchazón que le ha provocado el tumor canceroso en el estómago.

Publicado en El Nacional


Periodista pide ayuda colocación de marcapasos

Este caso es muy parecido a lo que le ocurrió a mi madre hace casi tres años. Espero que Teuddy encuentre manos amigas que le salven la vida.

Shira Abreu
Los familiares del periodista Teuddy Sánchez solicitaron hoy la ayuda estatal y de la población en general para poder comprar el marcapaso que requiere el comunicador para poder estabilizar su delicado corazón.

Ohelmi Sánchez, hermano de Teuddy, dijo que los médicos que atienden a su pariente en el Centro de Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat) determinaron que presenta daños severos en el corazón y que requiere un marcapasos, valorado entre 10 y 15 mil dólares, más de medio millón de pesos.

Pidió la ayuda del Plan Social de la Presidencia, el Despacho de la Primera Dama, Salud Pública, el Seguro Nacional de Salud, o de cualquiera que pueda ayudar a la compra del dispositivo que necesita el periodista de 44 años para mantenerse con vida.

Dijo que las ayudas las pueden depositar a la cuenta 033-7312-002-1 del Banco Hipotecario Dominicano (BHD), a nombre de Teuddy Ariel Sánchez.

Detalló que aunque han recibido el apoyo del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) encabezado por su presidente, el licenciado Aurelio Henríquez, al que agradece mucho, en esta oportunidad necesitan ayuda urgente de mucho dinero.

Al periodista le practicaron un cateterismo en Cedimat este martes. Fue ingresado en ese centro de salud el sábado tras sufrir un fallo cardíaco en Barahona, donde reside.

Lo atiende el cardiólogo Pedro Ureña, director del departamento Cardiovascular del Cedimat.

Sánchez es corresponsal de El Nacional en Barahona y gran parte del Sur desde hace 13 años. Tiene cuatro hijos.

Publicado en El Nacional http://elnacional.com.do/nacional/2011/2/24/76044/Periodista-pide-ayuda-colocacion-de-marcapasos


viernes, 18 de febrero de 2011

Ikea retira cuna presentaba defecto


La tienda Ikea retiró del mercado la cuna Sniglar porque presenta peligro de desplome, ya que los soportes del colchón no encajan correctamente.
La Multinacional publicó en su página de internet un llamado a los adquirientes de la cuna a que retiren de la tienda un kit de tornillos que refuerza el soporte.
"Recomendamos a todos nuestros clientes que comprueben la longitud de los tornillos que fijan el soporte del colchón suministrados en algunas cunas, ya que pueden no ser lo suficientemente largos", puntualiza.
Precisó que el defecto puede crear que el sostén no encaje correctamente o se derrumbe, creando riesgo de "atrapamiento" del bebé.
La cuna que presenta el defecto es la modelo 600.919.31

Los que necesiten mayor información pueden llamar a la tienda al teléfono (809) 567-4532

sábado, 5 de febrero de 2011

Todavía espero a bomberos


Antenoche, pasadas las 10:30, me disponía a dormir cuando recordé que había acostado a la niña sin medias. Cuando salí de mi cuarto me di cuenta de que casi toda la casa estaba llena de humo, incluyendo la habitación de mi pequeña.

Corrí a buscar a la bebé y la encontré quejándose en la cuna por la molestia del humo.

A través del cristal de la ventana de su habitación se veía un fuerte resplandor. La abrí y vi como ardía un solar baldío.

Avisé a mi esposo y salió inmediatamente a apagarlo. Le pedí que no fuera, que llamaría a los bomberos, porque era mucho fuego para que apagarlo con una manguerita. Pero, no me hizo caso.

Llamé al 911, de donde me transfirieron al Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional y desde allí al de El Almirante, en Santo Domingo Este, el más cercano a mi casa puesto que vivo próximo a la zona franca de San Isidro.

Le doy todos los datos al amable oficial que tomó mi denuncia y a las 10:50 minutos me prometió que “le darían seguimiento al caso”, a lo que entendí que mandarían una unidad a apagar las llamas que se extendían rápidamente entre la maleza y la basura que algún “buen samaritano” (por no decir abusador), le prendió fuego.

Como el humo continuaba extendiéndose en la casa, me encerré con la bebé en el carro mientras llegaban los bomberos, al tiempo que mi esposo luchaba con el fuego.

Pasó media hora y no llegaban, 45 minutos y tampoco, todo ese tiempo desconocía también cómo le iba a mi esposo. Aumentó mi preocupación.

Pensé llamar otra vez a los bomberos pero antes quise enterarme de la suerte de mi marido.

Miré hacia el solar y descubrí que ya él sin la ayuda de ningún vecino ni bombero alguno había apagado las llamas, que si bien no representaban peligro de que se expandieran a ninguna propiedad, el humo que silente entró a mi casa sí pudo afectar la salud de mi familia, principalmente la de mi niña de 10 meses.

Espero que el incendiario deje la costumbre de quemar basura en los solares baldíos. Y también espero la llegada de los bomberos...

Publicado en El Nacional